Buscar
  • Enrique R - Permitiéndome

ENFADO


Sí, hay días que quieres estar enfadado.

No importan los juegos de colores que te rodean, la belleza del universo que te observa, ni cuanta amabilidad se te ofrezca.

Simplemente quieres estar enfadado.

Hoy es NO.

¿Y por qué no permitirlo?


Enfadado, molesto, irascible, iracundo, tenso, colérico, exaltado … no importa el adjetivo que le quieras poner, el lenguaje será infinito para expresar un sentir finito que empieza y acaba en este instante.

Pero sólo es una energía, sólo es una sensación, sólo es una experiencia, al ponerle nombre es cuando la estás limitando.


Sólo es tu interpretación, la causa que estás atribuyendo a tu enfado, lo que te hace sentir que este momento no es correcto, que la Vida no es justa, que el mundo es difícil.

Hoy quieres estar enfadado. ¡Enfadémonos!

Y por favor, ¡no sonrías! No sea que por un instante se nos olviden todos los argumentos que tenemos contra la vida.

Pues amigo, yo honro tu enfado aunque no sé cómo actuaré ante él. Pero sólo honrando tu enfado puedo honrar el mío.

Quizás también me enfade cuando escuche tus motivos y creemos una liga más de enfadados con todo nuestro decálogo, principios, valores etc Hoy hay tanto menú donde escoger que posiblemente ya encontremos mil lugares donde sentirnos identificados. El enfado es una epidemia, pero todos enfadados juntitos ¡se lleva mejor!


O quizás sienta miedo a tu enfado y necesite evitarte, ahora me dicen que debo protegerme de las personas tóxicas. ¿No serás tú una de esas no? Bichooo bichooo aléjate.

O quizás simplemente pase de largo porque no me toca estar ahí.

O quizás me quede. Y si siento surgir mi propio enfado ante el tuyo, quizás me permita mi sensibilidad aflorar y me atreva a vivirlo, tú has venido a mostrármelo, no es que me lo contagiaras, ¡es que ya estaba allí! Tú sólo viniste a sacarlo a la luz para darme la oportunidad de mirarlo y vivirlo.

O por último quién sabe si simplemente me surge ternura hacia tu enfado, sin necesidad de corregir nada, sin necesidad de decir nada.

Y cómo me sentiré y cómo actuaré sólo me lo dirá el momento. No puedo elaborar una estrategia para sentirme de una manera determinada, ¡a quién quiero engañar!

Honro tu enfado.

En algún momento querremos levantar la cabeza, abrir el corazón, soltar nuestras armas. Querremos ver los colores alumbrándonos, querremos reirnos de nuestro enfado.

La Vida nos quiere tanto tanto que simplemente está ahí esperando a que la miremos, que acojamos esa sensación que llamamos enfado y nos rindamos ante todo lo que sujetamos en él.


Sólo en ese momento se producirá la alquimia, el enfado convertido en inocencia.


Y este gesto lo podemos elegir a cada instante, a cada microenfado, a cada tensión. Una elección de Vida.


¿Me acompañas?

¡Maravilloso enfado! ¡Maravillosa vida!


#enfadoesvida #laalquimiadelenfado #Hoynoquieromirar #Sientoconfío #permitiendome #enriqueruiz #enfadoinocente

21 vistas

Enrique Ruiz Alcázar

Tfno: (+34) 616 440 534

Email: enriqueruiz@permitiendome.com

© 2023 by EDDIE BAKER. Proudly created with Wix.com